Hay que reconocerlo, el tema de las Tasas Judiciales es un filón informativo, casi todos los días hay cosas nuevas que comentar, pero tenía algo rondando por la cabeza... algo que había escuchado o quizás leído y no me cuadraba. De repente, el pensamiento ha tomado forma. ¡Caray!, el Gobierno y el Ministerio de Justicia están justificando torticeramente las tasas con un argumento que es procesalmente incierto: afirman que el litigante que gane un procedimiento judicial no se verá realmente afectado por la tasa judicial, porque la recuperará por la vía de la condena en costas que se impone al perdedor. Así que no problem, si litigas con razón la tasa te saldrá gratis.

Publicaba ABC el 23 de noviembre un titular de esos que parecen tener doble sentido: "Santamaría recuerda que las nuevas tasas las pagará sólo el que pierda el juicio", supongo que es lo que se me quedó en la memoria, aunque también habían publicado este otro artículo sobre lo mismo.

Sáenz de Santamaría ha puesto el acento en que no todos los procesos judiciales llevan aparejadas el pago de tasas y que, además, existe la condena en costas. "Si un ciudadano, después de litigar, gana sabe que el condenado deberá pagar la tasas que ha generado él y de la persona que se ha tenido que defender", ha acotado.

Bien, o no conocen la Legislación procesal, o están intentando engañar al destinatario de la información. Cualquiera de los dos supuestos es de extrema gravedad. El argumento de la "recuperación" de la tasa vía condena en costas es única y exclusivamente aplicable al demandante que gane con costas en la PRIMERA INSTANCIA, pero no a los recursos.

Veamos por qué:

El artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, bajo el título de "Condena en costas de la primera instancia" establece, entre otros extremos, que "[...] En los procesos declarativos, las costas de la primera instancia se impondrán a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones, salvo que el tribunal aprecie, y así lo razone, que el caso presentaba serias dudas de hecho o de derecho".

Por otro lado, el artículo 241 de la misma Ley, tras la modificación operada por la propia Ley de Tasas, establece en su aparado 1.7º que se considerará como "gasto del proceso", "La tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil, contencioso-administrativo y social, cuando sea preceptiva".

Por tanto, efectivamente, el demandante al que le sea totalmente estimada la demanda con imposición de costas al demandado, podrá incluir en la tasación de costas el importe de "la tasa" previamente satisfecho.

Ahora bien, fuera de ese supuesto, resulta que ni en la SEGUNDA INSTANCIA ni en el eventual recurso de CASACIÓN, se contempla la condena en costas para el recurrido. Esto quiere decir que si el recurrente, que es el sujeto pasivo obligado a pagar la tasa de estos recursos, ve estimada la apelación o la casación, no va a obtener un pronunciamiento en costas a su favor, no es posible.

En este caso es de aplicación el artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, a cuyo tenor "[...] Cuando sean desestimadas todas las pretensiones de un recurso de apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, se aplicará, en cuanto a las costas del recurso, lo dispuesto en el artículo 394", o lo que es lo mismo, si te desestiman íntegramente el recurso que has interpuesto, entonces te condenan a pagar las costas del recurrido. Pero, y esto es LO IMPORTANTE, si ganas el recurso y consigues darle la vuelta a la tortilla, NUNCA VAS A RECUPERAR LA TASA JUDICIAL que has pagado para poder recurrir, porque el recurrido no puede nunca ser condenado a pagar las costas del recurso.

Por si hubiera dudas, el número 2 del mismo artículo 398 dice claramente que "en caso de estimación total o parcial de un recurso de apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, no se condenará en las costas de dicho recurso a ninguno de los litigantes".

Si a ello unimos el hecho de que en la Jurisdicción Contencioso Administrativa rara vez imponen las costas a la Administración, aunque el demandante gane, y que en la Jurisdicción Social lo que grava la Ley de Tasas son los recursos, resulta que en la práctica sólo podrá recuperarse la tasa a través de la tasación de costas en la PRIMERA INSTANCIA de procedimientos verbales, ordinarios, monitorios... de la Jurisdicción Civil, que además se ganen íntegramente.

Como cambia la cosa...

XceptioBanner

blogosfera

•  TOP 5 POR NÚMERO DE CLICKS  

——————————————

——————————————

•  VER TODOS LOS BLOGS  

TWPROCESALISTAS 2x