Publicada el 21 de noviembre entró en vigor el 22 de noviembre de 2012

Pero como todo se ha llevado a cabo de forma presurosa y chapucera, todavía no se sabe cuando se exigirá su liquidación, porque no se ha aprobado aún ni el modelo ni el procedimiento de pago. Aconsejamos consultar los artículos de fechas posteriores.

En los siguientes enlaces podéis examinar cual ha sido la evolución de La Ley de Tasas Judiciales:

Actualizando a 20/11/2012, parece evidente que "algo" está frenando la publicación en el BOE de la nueva Ley de Tasas. Esta conclusión salta a la vista si tenemos en cuenta que en el mismo día y sesión en que el SENADO aprobó la Ley de Tasas también aprobó por la misma vía de urgencia la Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito, y ésta fue publicada en el boletín oficial del estado del día siguiente. Y observando la tramitación de otros proyectos de ley, como mucho transcurren tres días entre la aprobación por el SENADO y la publicación en el BOE. Puestos a elucubrar, puede ser que estén esperando a tener listos los Modelos de la AEAT. La verdad es que algunos tenemos la sensación de estar esperando el tiro de gracia, pero cada día parece que se encasquillara el arma reglamentaria.

Parece haber informaciones contradictorias en relación con la "entrada en vigor" de la nueva Ley, y en algunos medios se habla del "1 de enero de 2013" como fecha de inicio. Evidentemente, hasta que no se produzca la publicación en el BOE no podremos saberlo con certeza, pero el Proyecto de Ley tal y como ha sido remitido por el Congreso de los Diputados al SENADO y ha sido aprobado por el mismo, en su Disposición final séptima reza que "La presente Ley entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado». No obstante lo anterior, el artículo 11 será de aplicación a partir del 1 de enero de 2013". Si acudimos al artículo 11, vemos que únicamente hace referencia al concepto de "Vinculación de la tasa", indicando que "La tasa judicial se considerará vinculada, en el marco de las disposiciones de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita, al sistema de justicia gratuita en los términos establecidos en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio".

Por tanto, lo que el legislador difiere al 1 de enero de 2013 es exclusivamente la vinculación de la tasa al sistema de justicia gratuita, que viene a significar que la "recaudación" estará destinada a financiar dicho sistema a partir de esa fecha, en cuanto esté establecido en la Ley de Presupuestos. Pero en ningún caso dice que las nuevas tasas empiecen a funcionar el 1 de enero de 2013; la lectura literal indica que entran en vigor al día siguiente de la publicación en el BOE.

Evidentemente, conforme al artículo 9.2 parece necesario aprobar un nuevo Modelo 696, que previsiblemente estarán preparando a toda prisa en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para publicarlo simultáneamente, y tampoco podemos olvidar que en la Disposición final sexta se habla del eventual "Desarrollo reglamentario" de la Ley, pero no pienso que eso sea óbice para la inminente entrada en vigor.

IDEAS PARA INTENTAR EVITAR, EN ALGUNOS CASOS, LA AFECTACIÓN AL PAGO DE LA NUEVA TASA

Si ya la presión de los plazos procesales suele ser intensa, estos días está alcanzando un nivel verdaderamente inaudito, ya que si esta interpretación es correcta, el mismo día de publicación en el BOE podría ser la fecha límite para, antes de las 14:00 horas, evitar la nueva tasa.

Quizás pueda alegarse que habida cuenta del horario de cierre del registro de presentación, los escritos presentados el siguiente día hábil también quedasen a salvo, pero parece una maniobra arriesgada. También parece absurdamente injusto que aquellos asuntos que antes de la entrada en vigor estuvieren dentro de plazo de recurso, se vean gravados por las nuevas tasas, pues se estaría privando indirectamente del "completo" plazo para recurrir. Así, a bote pronto, se me están ocurriendo diversas fundamentaciones para intentar eludir la tasa en algunos casos, amparándonos para ello en los plazos que tienen los tribunales para dictar sus resoluciones. Por ejemplo, si el Juzgado o la Audiencia tienen un plazo legal para dictar sentencia de 10 o 20 días según los casos (arts. 434, 447, 476 de la LEC), y sin embargo dictasen la resolución fuera de ese plazo, y esa dilación provocase que el recurso se viera afecto por las nuevas tasas, creo que se podría luchar por la no aplicación en base a ese retraso ajeno al justiciable.

OTROS PROYECTOS

Javier de la Cueva (@jdelacueva) ha iniciado un procedimiento que podéis seguir y con el que podéis colaborar accediendo a los siguientes enlaces:

XceptioBanner

blogosfera

•  TOP 5 POR NÚMERO DE CLICKS  

——————————————

——————————————

•  VER TODOS LOS BLOGS  

TWPROCESALISTAS 2x